El aroma del limón

En un gesto de oración, suplicante, huele sus manos, muy cerca de su cara pasa sus dedos sobre su frente, suavemente trata de recorrer el camino que ella trazó en su piel, mas escondida se encuentra la cicatriz en su corazón, esa que no quiere encontrar pero que pareciera abrirse solo con  sentirla, solo con presentirla.

Su cuerpo huele a limón, obsesivamente acerca sus manos y se acaricia, como un perro sin amo, como el hombre solo y destrozado que se siente.

Y si cierro los ojos te siento, el gemido agonizante cerca de mi oído, ese olor suave, ácido,

(Leer más)

La promesa

Todos los días el niño camina hacia el colegio.

Su pelo mojado echa vapores al cielo, su bolso le cruza el cuerpo y se llega a arrastrar por el suelo terroso, un pantalón lleno de parches , rastros de suciedad en su camisa, la misma que usa para estudiar, para jugar, para amar.

Siempre es el mismo trayecto al ir y al regresar a su casa, lo peor es volver y ver a su madre tirada en el suelo, a veces mientras hace sus tareas siente los jadeos entrecortados del tío de turno, a puertas cerradas juegan al juego que

(Leer más)

Como una sola piel

Como una piel.

Te desperezas suavemente, no recordaba que estabas sobre mi, eres tan mía que a veces olvido que no somos uno.

Te despegas de mí, una sola piel en dos cuerpos, amo ese brillo que aparece en tus ojos, desafiante, tierno, me retas a navegar nuevamente en ese mar desesperado que se convierte nuestros cuerpos, mil manos quisiera tener, me falta cuerpo y me sobra desesperación.

Me miras, me ignoras, bailas a mi alrededor y no sé como parar esto, me consumo una y otra vez, me he transformado en un adicto a ti, nunca tengo suficiente, siempre

(Leer más)

La Traidora

Al fin están solos.

Ella aún está dañada, destruida, una sobreviviente de ese amor que la ha dañado tanto, el la mira desde el otro lado de la habitación.

El hace un movimiento, sutil, leve, apenas un acomodo, ella salta y da un respingo, echa una mirada rápida, suplicante, todo su cuerpo la traiciona.

No dejará que suceda de nuevo, no otra vez, el en silencio la mira con esa intensidad tan suya, ojos pequeños que se transforman en rendijas, ojos negros fieros, de predador, parecen talarla.

De nuevo su cuerpo la traiciona, quisiera no sentir esto, desearía escapar lejos,

(Leer más)

Las preguntas de rigor

¿Me puedes querer por lo que soy?, ¿sin trampas, sin caretas?

¿Me puedes querer con lo que traigo, con lo que tengo, sin esperar nada y dándolo todo?

¿Te puedes fundir en un suspiro, en una idea, en una sensación?, ¿puedes beberme?

¿Me puedo perder en tu pelo, puedo hundir mi cara y bañarme en ese mar de seda eterno?

¿Me puedes amar, te atreves a amarme?

No quiero dejarte ir, me niego a olvidarnos, en un acto masoquista te retengo, en un acto desesperado cazo silencios, voces perdidas, brillos de miradas extraviadas, éxtasis de noches en que ambos fuimos

(Leer más)

El temor

Y todo partió con una frase, dicha casi al azar, un disparo al infinito, una reflexión inocente, “solo quisiera saber si pensaste aunque sea un poco en mí este fin de semana”.

Y ha pasado tanto desde ese fin de semana, tanto tiempo, tanta dicha, tanto dolor… y caminé por páramos oscuros, respiré el olor de la muerte y la soledad y la ausencia fueron mi compañía, siempre en soledad, un espectro , un ser sin forma, un lobo estepario, aullándole a una luna que decidió darme la espalda, a un sueño, un imposible..

Por eso hoy temo tanto cuando

(Leer más)

Existes

Que hacer cuando el tiempo no es suficiente….
Cuando mis ojos me delatan, en los momentos en los cuales presiento tu aroma en el aire.
Un sabor, un olor, la promesa de verte rota una y mil veces, tan cerca y tan lejos de mi, un recuerdo que se hace carne.
Ese estallido de felicidad que implica el verte sonreir, la sensualidad de tus dedos recorriendo mi cuello, mi torso, mi espalda, la suave agonía compartida de dilatar lo que ninguno de los dos desea evitar…
“Nuestra trayectoria es evidente”, no entiendo esas palabras llenas de enigma y misterio, el

(Leer más)

Convénceme

La veo caminar hacia mí.
Brincando, una niña en un cuerpo de mujer.

Observo que sonríe, su sonrisa me destroza una vez mas, siento mi culpa y se abre paso una punzada de dolor en el corazón. Recuerdo los buenos momentos, las risas, el agua rodando por nuestra piel, noches eternas en nuestra ducha, ella siempre sonriente, nuestros cuerpos pegados en un abrazo mojado mientas las gotas dibujan nuestros cuerpos.

Mis ojos brillan y la acechan, quiero tomarla, quiero estar en ella.
Ella me mira con su insolencia habitual, con su inocencia endémica, entreabre su boca, sus labios gruesos marcan

(Leer más)

La costumbre del miedo

No se desde cuando el miedo vive en mi, desde que tengo memoria es mi dulce compañero, mi refugio, mi cadena.

Lo extraño es que no se a que le temo, si dejo que mi corazón hable creo que siento temor a la soledad, al desamor, tengo miedo de mi propia debilidad, de reconocer que necesito que me cuiden, que me quieran, tengo temor a no encontrarme, al vacio.

Me tengo miedo. A mi.

Siento que soy débil, frágil, he aprendido a interpretar este papel de hombre fuerte y seguro, pero por dentro siento que mi alma es de cristal,

(Leer más)

Apasionado

¿Que es lo que te llena?, ¿que es lo que te apasiona?..

Me hicieron hoy esa pregunta (y la respondí), sin embargo hay algo que no me ha dejado tranquilo, la pregunta pareciera ser simple de responder pero no lo es... muchas veces cuando lo abordas de esa forma surgen muchas respuestas, no creo que haya solo algo que pueda apasionar a alguien, creo que todo se comienza a mezclar de alguna forma, sin duda tenemos muchas dimensiones y en cada una de ellas hay una respuesta a esa pregunta.

¿Que me apasiona?, vivir... sentir que cada dia que pasa

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar